lunes, 5 de agosto de 2013

El Mustallar desde Burbia, por los lagos: Un recorrido por las fuentes del Burbia

Llego a Burbia y en solo 10min logro ponerme en marcha. Pienso en la pena que me da que Trasgu no me vea.
Estoy nervioso. Las fuentes del Burbia, los lagos del mismo nombre, el Pico Mustallar, etc. Es una ruta planificada y anhelada hace mucho tiempo, pero muy larga y creo que será muy solitaria. Tiene gran desnivel y distancia, y es una zona de animales salvajes. Además, lo frondoso de los bosques sé que hará difícil cualquier cambio de plan o intento de localización.

Ya llegar al pueblo es tarea larga. Encajado en el fondo del profundo valle del Burbia, el pueblo que le da nombre es uno de los más remotos lugares que conozco, conservando un ambiente intemporal, de otras épocas, a pesar  del resurgir que muestra gracias al turismo, por ahora no invasivo. Es un pueblo de los de “para llegar hay que ir ahí”, y merece mucho la pena ir ahí.




La ruta en datos:
  • Distancia: 20.3km
  • Desnivel: 1140m
  • Dificultad: Típica ruta de montaña por sendero. No hay que usar  las manos.
  • Agua: Abundante. En algunos puntos hay caños que parecen tomar agua filtrada por la tierra. En Burbia hay fuente y bares.
  • Track: Buscasombras en wikiloc, http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4964559






La ruta
La ruta de hoy pretende recorrer las fuentes gemelas del Burbia, subiendo por la de los Lagos de Burbia o de Vilouso y bajando por  la fuente norte, que aparece en algunos mapas como Camino de Piornedo, supongo que por ser esta la ruta más corta entre Piornedo y Burbia.
Si el Mustallar, el techo de Lugo, es un atractivo suficiente en si mismo, recorrer las dos fuentes del Burbia y visitar los lagos hacen de esta ruta una de las más atractivas a realizar por la zona.


Los primeros 5.7km son por cómodo camino carretero, en constante subida y casi siempre inmersos en un tupido bosque de robles.






Al finalizar el camino pasamos a transitar por sendero en  fuerte ascenso, que busca la ayuda de algunos cursos de agua que se abren camino por el denso bosque, que en este tramo está formado por robles y acebos. Transitaremos sobre grandes cantos rodados. En los cursos de agua dispondremos de puentes formados por un par de troncos.

La vereda girará al oeste para rodear una pequeña cuenca formada por dos cursos de agua, y luego seguirá subiendo rotando a dir. norte, rodeándola. En este punto saldremos del bosque por escasos 50m para cruzar un descansadero de ganado que nos dará unas muy buenas vistas de lo recorrido por el valle.








Volveremos a adentrarnos en el bosque y cruzaremos otro curso de agua que seguiremos por su orilla izq. y en unos minutos alcanzamos  la cabaña del Acebalín, bien mantenida y aprovisionada con esterillas o jergones, comida (la que dejan los grupos que ya no la necesitan) y leña. Es un buen refugio que, dado lo remoto del lugar, se agradece.






Pasada la cabaña cruzo el curso de agua y sigo subiendo. Poco a poco el bosque queda atrás y pasamos a sendero típico de montaña que permite ver los picos cercanos, siendo el que gana nuestra atención poco a poco el Tres Obispos, aunque la imponente mole del Mustallar es la que domina el inmenso paisaje que nos rodea.



Subiendo, subiendo; se va ganando altura. Claro!!. Y en este caso llegamos al desaguadero de los Lagos de Burbia, donde me encuentro con un rebaño de corzos que me vigilan a escasos 150m y que escapan cuando me voy acercando. Otra muestra más de lo alejado de toda contaminación del lugar. Sin querer me salgo un poco de la vereda y me meto en una zona encharcada que me permite acercarme un poco más a  los esquivos corzos.








Me resulta difícil no pararme a hacer fotos cada 10 pasos. Todo es extraordinario. Voy ganando altura y se descubren cordales hasta ese momento ocultos. Unos veinte caballos me miran desconfiados mientras pastan en la zona del collado, o gola, de Boca de Campo al que me dirijo, para desde allí seguir el cordal sin pausa alguna.
Veo de frente los valles de los Ancares Lucenses, y a mi derecha el Mustallar, que casi me canso con solo de seguir con la vista el camino que me queda por recorrer, difícilmente visible por lo cerrado de los piornos y la distancia.







Hay que seguir por la divisoria de aguas. Comienzo y alcanzo primero, el Pico de Lagos, y descendiendo mínimamente, emprendo la subida al Mustallar, al que he de decir que se sube más rápido de lo que parece desde abajo.
Si lo anterior de la ruta merecía la pena por si solo, disfrutar de las vistas desde el Mustallar es el complemento perfecto. Es difícil describirlo. Hay que estar  allí.









Con sorpresa veo que se acerca otro montañero desde el otro lado del cordal, desde el puerto de Ancares, y ambos sentimos esa sensación de tranquilidad y confianza, de no sentirnos tan solos. Era la primera persona que veía en todo el día.
- Hola. ¿El techo de Lugo, pues?.
- Hola - con alegría le respondo- si, este es el techo de Lugo.

Y con ese típico acento de nobleza y sinceridad que tienen los vascos, era de Guipúzcoa,  me explicó que había dejado a su mujer en el Pico Cuiña, con unos prismáticos para que pudiera verle, y que se había venido para aquí, al techo de Lugo. Todo un montañero  que siendo su primera incursión por la zona se la tenía muy bien estudiada.




Juntos bajamos al col Mustallar, por el que el camino de Piornedo pasa de una vertiente a otra, y por el que yo emprendería el descenso a Burbia.

Tras despedirnos cruzo la valla que marca el límite territorial, sigo sin entender estas cosas de límites y barreras en el monte, y comienzo el fuerte descenso por pedreras y canchales. De no ser  por estar rodeado por las imponentes paredes del Mustallar a la derecha y del Peña Longa a la izq. sería un infierno.




Poco a poco el camino baja de pendiente y se alcanza una braña con unas ruinas. En ese punto se separa el camino que sube desde Burbia al Mostallar del de subida al Cuiña, y es justo el punto en el que entramos de nuevo en el bosque, en este caso de roble y haya con algún acebo.





El sendero es cómodo y más transitable de lo que fue el de subida.
Cuando nos quedan unos 4km para llegar al pueblo el sendero pasa a ser camino cómodo.







Es sin duda una de las mejores rutas de montaña que he hecho y quizás la mejor por la zona, recomendable tanto para uno como para dos días, pero para hacer con gente que le guste mucho la montaña, o tendremos una revuelta en este sitio que está a muchas horas de cualquier parte.

Buscasombras 2013

3 comentarios:

  1. Eso de los 10 minutos de preparación ... lo tendrían que ver mis ojos!!

    No me lo puedo creer.

    Muy guapa y disfrutona la ruta ... con los 18 km. una buena curradilla.

    S2

    Trasgu

    ResponderEliminar
  2. Después de este impresionante reportaje no pude resistir la tentación de reivindicar una pequeña componente berciana en mi ser ... para lo cual ... como prueba de hombría necesaria por estos lares uno ha de pasar el Burbia, protagonista de este documento, llevándose a cabo tan magna manifestación en Toral de los Vados, allá donde el Burbia, honrado por el propio nombre del pueblo, forma un pequeño vado que permite afrontar tan maño reto.

    Buscasombras da fe documental de ello.

    ResponderEliminar
  3. Por un lado, como bien avanza mi querido compañero, decir que en breve mostraremos a la "comunidad" montañera tan grande empresa acometida por el gallardo e ilustre aventurero conocido por Trasgu. Cruzar el Burbia!!!.
    Trasgu, conocedor de las discusiones que últimamente, y de forma notoria, ponen en duda resonadas gestas montañeras, debido a ciertas incoherencias narrativas y la falta de pruebas; ha querido documentar su proeza.
    El resultado, próximamente en Uno-gradistas.

    S2

    (me dejan una cámara a un espacio para escribir lleno gigas y páginas. Cómo somos los de León)


    ResponderEliminar