sábado, 13 de febrero de 2010

Menos mal que tenemos 7Picos



Tiempo estimado: 5h (sin tomar las alternativas).
Desnivel: 500m (sin tomar las alternativas).
Nivel: Iniciación. La subida a los picos en invierno está complicada. Precaución al asomarse a la cara Sur.
Sendero de montaña abrupto. Algunos tramos con hielo. En ocasiones, para ganar alguna zona alta puede ser necesario un piolet.
Agua: Fuente en el Ventoso. Recomendable llevar agua.
Galería fotográfica de Buscasombras: Guadarrama.

Tanto en los tórridos días de verano como en los del temporal más complicado aparece como el lugar ideal donde quemar esas energías que de otra forma nos harían explotar.
De no ser por su fácil acceso y su cómoda y franca subida, ajena al peligro de otras zonas, esta sería una de esas rutas preciadas por todos los montañeros que vendrían atraídos por la belleza de sus cumbres con vistas sobre ambas mesetas.

El macizo de Siete Picos, situado en el cordal de la Sierra de Guadarrama entre el Pto. de Navacerrada y el col. Ventoso (cerca del Pto. de la Fuenfría) tiene su acceso más fácil desde el primero subiendo al cerro del Telégrafo por la pista de sky del mismo nombre para una vez ganada la divisoria de aguas alcanzar el séptimo pico (el primero que se encuentra uno al ir en dir. W).

Dada la sucesión de temporales en la que nos encontramos, decidí aprovechar una corta tregua de unas pocas horas para subir con unos amigos por el camino que ensayé este verano siguiendo el arroyo del Telégrafo. Ver ruta 7Picos Julio.
Esta poco transitada ruta prestó un sabor impresionante al arranar la travesía por el bosque totalmente nevado, y en esta ocasión sin huella alguna, con el único problema de tener que atravesar la pista de sky del Telégrafo.

La ruta se puede resumir en una excursión plácida, con una temperatura gélida, unas vistas excepcionales y un frío intenso que nos había dejado una nieve sin transformar que tendría que ser calificada como peligrosa si hubiésemos querido hacer algo técnico.
Cómo sería que, a la vuelta por el Camino Schmit, en movimiento y con ropa que he usado en los Gredos o en los Alpes a temperaturas que en las que se me helaba la dragonera, llegue a temblar y castañetear. Vamos, un frío de tres pares de….e..eee…eeee crampones.











1 comentario:

  1. Que preciosidad de paisajes y fotos, que maravilla

    un saludo

    ResponderEliminar